Pensar y reflexionar para cambiar

Los acuíferos y la geología

En el segundo día de conferencias en el Semana de las Geociencias del IPN, se presentó Guillermo de Anda, amigo del Aspen Institute México, arqueólogo subacuático y explorer de National Geographic para platicar sobre otra área de la Geología: los acuíferos, en particular el Gran Acuífero Maya. Uno de los objetivos del proyecto Gran Acuífero Maya es hacer un censo […]

En el segundo día de conferencias en el Semana de las Geociencias del IPN, se presentó Guillermo de Anda, amigo del Aspen Institute México, arqueólogo subacuático y explorer de National Geographic para platicar sobre otra área de la Geología: los acuíferos, en particular el Gran Acuífero Maya.

Uno de los objetivos del proyecto Gran Acuífero Maya es hacer un censo de los cenotes en Campeche, Chiapas, Yucatán y Quintana Roo, ya que se desconoce el número exacto que hay, aunque se cree que 10 mil se queda corto. Simplemente en un área pequeña de Tulum se han explorado 1,390 km de cuevas. Como parte de este proyecto también se busca medir la calidad del agua y proponer políticas de turismo sustentable.

A lo largo de su plática, De Anda mostró imágenes de los distintos hallazgos arqueológicos, como restos de grandes animales extintos hace miles de años como mamuts, tigres dientes de sable, osos, así como restos humanos que demuestran la presencia de hombres “tempranos” de hace 10-12 mil años.

“Bucear en las cuevas es como estar en otro mundo

En México tenemos las dos cuevas inundadas más grandes del mundo: el sistema ok bel ha y el sistema sac aktun, se está a medio metro de unir ambas, lo que representaría tener la cueva seca o inundada más grande del mundo, pero esta labor ha tomado años por las dificultades que representa.

Dentro de los grandes descubrimientos que han hecho están los restos de una mujer con factura en la cadera de la cual se analizó su ADN y resultó ser de origen asiático y correspondiente a los primeros hombres en cruzar el estrecho de Bering.

La evidencia arqueológica sugería que las cuevas tenían niveles de agua muy bajos durante el clásico terminal, equivalente al siglo X de nuestra era, ya que se han encontrado templos derrumbados a 30 metros de profundidad, con escritura jeroglífica y gracias a los estudios paleo climatológicos realizados se comprueba que hubo una gran sequía en el sigo X.

Una de las hipótesis que se están analizando es que la población de esa época estaba buscando agua dentro de las cuevas y los restos que han encontrado están ahí más por accidentes, que por rituales.

Guillermo de Anda también comentó que existe una gran variedad de animales endémicos, como crustáceos que son “monstruos” carnívoros, pero afortunadamente de diminuto tamaño.

Por último, invitó a sumarse al proyecto ya que es indispensable colaborar con todas las áreas de conocimiento. Los estudiantes mostraron mucho interés en el trabajo de De Anda y solicitaron más información para poder trabajar en el proyecto.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Los acuíferos y la geología

4 agosto, 2020

Los acuíferos y la geología

4 agosto, 2020

Los acuíferos y la geología

4 agosto, 2020

Los acuíferos y la geología

4 agosto, 2020

¿Quieres estar informado de nuestras actividades?